Mes: septiembre 2015

Se calza septiembre

Desde sandalias con pedicuras pluscuamperfectas hasta botas que esconden rodillas todavía bronceadas. Nos rendimos ante septiembre y octubre en lo que el armario se refiere: amanece y anochece con niebla y frío pero las terrazas e incluso la playa se llenan al mediodía. Faltan y sobran capas a lo largo de la jornada, y la pena por el fin del verano se va convirtiendo poco a poco en ganas de que llegue el largo invierno para dejar atrás los cambios bruscos de temperatura. Aprovechemos esta época para hacer grandes cambios!!

Mientras tanto, y después de darle mil vueltas a mis primeras compras del otoño, os dejo mi selección de calzado imprescindible para sobrevivir al entretiempo y que os resolverán vuestros looks con el mínimo esfuerzo!!

Unas zapatillas

Cualquier look puede ir acompañado de unas zapatillas de deporte, es más, aquel que nos parece demasiado arreglado podrá convertirse en casual y cool gracias a unas!
  

Adidas Gazelle, Adidas Stan Smith, Pompeii Brand, Eytys, Fred Perry, Esplar



Unas bailarinas

Cómplices indiscutibles en cualquier ocasión y que a la vez sacan de cualquier apuro. Un básico en el que invertir!!
  
Zara, Pretty Ballerinas, Massimo Dutti, Massimo Dutti



Mocasines u Oxford de entretiempo

Complemento perfecto de pantalones capri, vestidos desenfadados y aliados infalibles en los looks de oficina.
  
Castellano, Castellano, Hakei, Eseoese, Zara, Zara



Botines

Perfectos para esta época del año. Hay que aprovechar los pocos días que nos quedan sin carreras en las odiosas medias!
  
Hakei, Hakei, Hakei, Zara, las botas de Pull&Bear



Tacón

No nos podemos olvidar de las cenas eternas en terrazas, de las últimas fiestas sin necesidad de guardarropa, de las primeras citas y los aniversarios propios de este mes de septiembre. Amor a primera vista los rojos de Gloria Ortiz!
  
Gloria Ortiz, Gloria Ortiz, Adolfo Domínguez, Gloria Ortiz, Zara, Massimo Dutti



Que tengáis una dulce entrada en el otoño!

M

Anuncios

Ikea soluciona mis espacios pequeños

Otoño nuevo (todavía estamos en verano, pero no se nota),  curso nuevo, y sobre todo, piso nuevo. Hace muy poquito que me he ido a vivir sola, y aunque la mudanza es algo terrorífico, encontrar la manera de organizar un espacio pequeño no resulta menos complicado.

Pero para esto está Ikea, siempre inventando cosas para hacernos la vida más facil.

El primer problema que se me planteó fue el almacenamiento de ropa. Para solucionarlo decidí recurrir a dos propuestas: en primer lugar, prescindir de una de las mesitas de noche, y sustituírla por un sinfonier. Al final presta el mismo servicio que la mesita, con su lámpara en la parte superior, y en caso de que necesite tener luz más próxima para leer, utilizo el flexo que coloqué en la otra mesita. El modelo elegido es ASKVOLL.

askvoll-comoda-de-cajones-blanco__0285559_PE422523_S4

En segundo lugar, como mucha gente, no tuve más remedio que acudir a las famosas cajas transparentes para almacenar bajo la cama. No son lo más cómodo del mundo, pero resultan muy útiles para sábanas, toallas. etc.

Después nos encontramos con el segundo problema. A pesar de trabajar, he decidido seguir estudiando, y como me conozco, se que acumularé apuntes y más apuntes, además de todo dipo de trastos como agendas y libretitas, por no hablar de mi enooooorme impresora.

Por suerte encontré la estantería perfecta. Tiene las medidas justas para que en el estante más bajo quepa la impresora, y de paso, con su peso le aporte estabilidad. No me pareció muy bonita en la tienda, pero la verdad es que puesta queda mucho mejor. Trae unos ganchos muy prácticos para colgar cosas, y así decorarla un poco, aunque yo he optado por utilizarlos como perchero improvisado para el bolso cuando llego a toda prisa. Se llama MULIG.

mulig-estanteria-blanco__0196355_PE353705_S4

Al crear este espacio, me di cuenta de que seria mucho mejor utilizar el mismo espacio para estudiar y para comer, y que como normalmente estoy sola, decidí recurrir a las sillas plegables (qué gran invento!). Así solo una me ocupa espacio, y las otras las saco cuando tengo invitados.

Para terminar, la separación entre la zona de estar y el dormitorio no estaba dividida por una puerta, cosa que por otro lado me gusta, porque deja pasar la luz de los balcones, pero me apetecía dividir los dos espacios. Lo que hice fue poner un visillo blanco, que no resta iluminación pero marca la diferencia entre una parte y otra. Los encontrareis también en Ikea, y a muy buen precio!

Os dejo unas fotos para que veáis el resultado. Hasta la próxima!!!

A.

_DSC0066

_DSC0073

_DSC0075

_DSC0078

Síndrome postvacacional II

“¿Qué hacemos?” Creo que repetimos esa pregunta tantas veces durante el mes de julio que el resto de componentes del grupo de Whatsapp (una en Utah y otra en una guardia continúa en el hospital como residente de primer año) quisieron más de una vez echarnos no sólo de ese grupo, también de su vida!!! Teníamos claro que nos debíamos una semana juntas pero no había manera de encontrar un momento en el que hablar todas a la vez, tampoco un hotel que nos llamase la atención con habitaciones libres, ni nos poníamos de acuerdo con lo de alquilar una furgo; así que, a cuatro días y en pleno ataque de pánico la vasca nos ofreció su casa. “Oh, no!Marta olvídate de tu ansiada vuelta y vuelta con solazo y 35 grados!” Pero al momento estaba organizando mi viaje y mi maleta (con chaquetillas por si acaso).

Cuando Salamanca se acabó, nuestros caminos decidieron separarnos. El Montellano nos había unido, pero las denominaciones de origen nos habían ganado la batalla incluso antes de conocernos. Aún así, seguimos abrazándonos como si fuésemos un equipo de fútbol que ha ascendido o ha ganado un título. Y apretamos, fuerte, para que eso signifique que falta poco para la siguiente.
  

Anyway, como norteña, me temía que iba a llover mucho. Y llovió, muchísimo. Así que decidimos hacer lo que más nos gusta: COMER!! Me hubiese encantado haber sacado fotos de todos los platos, de todos los pintxos y pinchos, pero teníamos tan poco tiempo para nosotras y para no quedarnos sin nada (siempre se puede sortear la última croqueta) que ni se me pasó por la cabeza!! Así que si algo puedo recomendar, son los pintxos de la Plaza Nueva en Bilbao!!
   
    
 
También catamos materia prima cántabra! Increíble el Somera en Laredo, el mejor puntuado en Trip Advisor!! Sólo tengo documento gráfico del postre porque lo demás tenía tan buena pinta que antes de que llegase ya nos lo habíamos comido! Te explicaban cada plato y te recomendaban genial!! Una especie de mousse de tortilla, unas croquetas líquidas exquisitas, unos langostinos rebozados de quitar el hipo, una hamburguesa de ternera con foie y un postre de queso espectacular!!
  

Como recomendación, la marisquería Alfredo en Castro Urdiales, qué chipirones encebollados!! Y El Puerto, un restaurante con unas vistas estupendas!!
   
   

  
No dejéis de pasar un atardecer en El Peñón de Sopelana!!

  
Pero sin duda nuestra gran hazaña fueron nuestros “21 días subiendo San Juan de Gaztelugatxe”. Empezamos nuestro día con un intento truncado de “modo lagarto” en Mundaka pero el tiempo no nos acompañó. Nos propusimos pues, probar unas rabas y un Txacolí en Bermeo (pedid una carretera nueva al lehendakari por favor), y todo iba bien hasta que bajar una ladera, como quien dice campo a través, y subir cincuenta millones de escaleras (con su respectivo camino de vuelta) nos llevó a dar tres tirones a una campana (siempre habrá un niño que nunca haya visto eso y quiera repetirlo cuarenta veces sin piedad) y a descubrir una de las vistas más bonitas!! No dejéis de visitarlo, pero haceos cuatro o cinco rutitas de entrenamiento antes!!

  
   
   
A veces no hace falta bajar al sur para poder ver el norte!!

Gracias una vez más chicas.

M