Decoración

Ikea soluciona mis espacios pequeños

Otoño nuevo (todavía estamos en verano, pero no se nota),  curso nuevo, y sobre todo, piso nuevo. Hace muy poquito que me he ido a vivir sola, y aunque la mudanza es algo terrorífico, encontrar la manera de organizar un espacio pequeño no resulta menos complicado.

Pero para esto está Ikea, siempre inventando cosas para hacernos la vida más facil.

El primer problema que se me planteó fue el almacenamiento de ropa. Para solucionarlo decidí recurrir a dos propuestas: en primer lugar, prescindir de una de las mesitas de noche, y sustituírla por un sinfonier. Al final presta el mismo servicio que la mesita, con su lámpara en la parte superior, y en caso de que necesite tener luz más próxima para leer, utilizo el flexo que coloqué en la otra mesita. El modelo elegido es ASKVOLL.

askvoll-comoda-de-cajones-blanco__0285559_PE422523_S4

En segundo lugar, como mucha gente, no tuve más remedio que acudir a las famosas cajas transparentes para almacenar bajo la cama. No son lo más cómodo del mundo, pero resultan muy útiles para sábanas, toallas. etc.

Después nos encontramos con el segundo problema. A pesar de trabajar, he decidido seguir estudiando, y como me conozco, se que acumularé apuntes y más apuntes, además de todo dipo de trastos como agendas y libretitas, por no hablar de mi enooooorme impresora.

Por suerte encontré la estantería perfecta. Tiene las medidas justas para que en el estante más bajo quepa la impresora, y de paso, con su peso le aporte estabilidad. No me pareció muy bonita en la tienda, pero la verdad es que puesta queda mucho mejor. Trae unos ganchos muy prácticos para colgar cosas, y así decorarla un poco, aunque yo he optado por utilizarlos como perchero improvisado para el bolso cuando llego a toda prisa. Se llama MULIG.

mulig-estanteria-blanco__0196355_PE353705_S4

Al crear este espacio, me di cuenta de que seria mucho mejor utilizar el mismo espacio para estudiar y para comer, y que como normalmente estoy sola, decidí recurrir a las sillas plegables (qué gran invento!). Así solo una me ocupa espacio, y las otras las saco cuando tengo invitados.

Para terminar, la separación entre la zona de estar y el dormitorio no estaba dividida por una puerta, cosa que por otro lado me gusta, porque deja pasar la luz de los balcones, pero me apetecía dividir los dos espacios. Lo que hice fue poner un visillo blanco, que no resta iluminación pero marca la diferencia entre una parte y otra. Los encontrareis también en Ikea, y a muy buen precio!

Os dejo unas fotos para que veáis el resultado. Hasta la próxima!!!

A.

_DSC0066

_DSC0073

_DSC0075

_DSC0078

Anuncios

BEDROOM, SWEET BEDROOM

La decoración de nuestra casa, de nuestro lugar de trabajo o de los restaurantes o establecimientos que frecuentamos influye en nuestro estado de ánimo. Seguro que más de una vez habéis dejado de ir a comer a un local demasiado oscuro o a una tienda desmesuradamente desordenada. Nuestra habitación, y con más razón los que no vivís con vuestros padres, siempre dice algo de nosotros. Lo que tenemos encima de la mesilla, la disposición de los cojines, el color o el estampado de la ropa de cama llevan un pedacito de nuestra personalidad e influye en nuestras emociones. Yo no es que sea una experta decorando pero reconozco que me relaja, siempre que ha habido un cambio importante en mi vida he desmantelado todo y reubicado todos los muebles. No es algo que guste mucho en mi casa porque siempre dejo agujeros en las paredes de taladrar y retaladrar, o rayo el suelo de tanto mover las estanterías, pero cuando se me mete entre ceja y ceja una nueva distribución, ya no hay vuelta atrás. Además es muy frecuente verme en el kiosko comprando “El Mueble” o “Cosas de casa”. Me encanta renovar y no me resisto a pasar por un Zara Home sin entrar, siempre hay un cojín, un marco de fotos o una manta que me entre por el ojo! Hace unos meses me enamoré de una de pelo color visón que ahora viaja conmigo por casa a todas partes!!

2015/01/img_0460.jpg

A mí me gustan las habitaciones con vida, ordenadas pero alegres, imperfectas, que huelan bien. El olfato es muchas veces un vínculo con nuestros recuerdos y es importante que el aroma de nuestra estancia genere buenas sensaciones a aquellos que alguna vez han estado en ella.

Los expertos dicen que las paredes neutras y más en concreto en tonos pastel nos invitan a la relajación, además corremos menor riesgo de que nos cansen. Yo soy partidaria también de que la ropa de cama sea lo más clara posible. Adoro las camas con sábanas blancas, con muchas almohadas y cojines que den sensación de comodidad. Yo ya no concibo dormir en mi casa con unas de otro color!

2015/01/img_0451.jpg

Otro día os enseño mi “celda”. Por ahora os dejo unas que a mi me encantan y que os servirán de inspiración.

2015/01/img_0448.jpg

2015/01/img_0449.jpg

2015/01/img_0450.jpg

2015/01/img_0452.jpg

2015/01/img_0453.jpg

2015/01/img_0454.jpg

2015/01/img_0455.jpg

2015/01/img_0456.jpg

2015/01/img_0458.jpg

Espero que os gusten!!

M

DIY: Reciclando velas

Si os gustan las velas tanto como a mí, seguro que estáis hartas de ver esos malditos vasitos casi vacíos y con restos de etiquetas vagando por ahí. Porque además (y quien diga lo contrario miente), todos llevamos dentro un pequeño Diógenes que nos impide tirar ninguno.

Pues que no cunda el pánico. Hoy os traigo la manera de convertir esos restos en adornos bonitos, elegantes y relajantes.

1

Lo primero es extraer esos restos de cera infernales, además de la mecha. Para ello sólo tenemos que meter las velas un par de horas en el congelador. ¡Así de fácil! Hay otros métodos que utilizan el calor, pero el frío es mucho más limpio. Una vez congeladas, los trozos de cera se contraen y salen de una pieza.

Ahora viene el segundo paso, que consiste en eliminar restos pequeñitos o pegotes de etiquetas, y para ello solo necesitamos darles un lavado con jabón (mejor de pastilla), y frotarlos con papel de cocina y un poco de alcohol.

2                                        3

Y luego sólo queda dejar volar la imaginación. Yo esta semana he optado por decorarlos con estas cintas adhesivas y marcos de puntilla que me compré en Pórtico. La pena es que están de liquidación porque cierran todas sus tiendas, pero este tipo de materiales los podéis encontrar en cualquier tienda de manualidades.

4

5

6

7

8

9

 

Para rellenar, opté por popurrí floral, básicamente porque lo tenía a mano, pero aquí es donde podemos ser más creativos. Dentro de poco os traeré más ideas, como rellenar los vasos con pasta de verduras (sí, la de comer), arroz, o lo que más os guste. Por otra parte las velas que estoy utilizando ahora no son perfumadas, pero más que el olor, lo que me encanta es encenderlas por la noche y disfrutar del ambiente que crean.

10

11

12

También tengo pensado teñir algunos tarros con el famoso Mod Podge, pero esto será un poco más adelante.

13

Espero que os guste y os inspire, y si tenéis alguna idea más no dudéis en compartirla.

Por cierto, hoy es mi cumpleaños, y lo celebraré de una forma muy especial. ¡Espero poder enseñaros algo pronto!

¡Un abrazo!

A.