Moda

Se calza septiembre

Desde sandalias con pedicuras pluscuamperfectas hasta botas que esconden rodillas todavía bronceadas. Nos rendimos ante septiembre y octubre en lo que el armario se refiere: amanece y anochece con niebla y frío pero las terrazas e incluso la playa se llenan al mediodía. Faltan y sobran capas a lo largo de la jornada, y la pena por el fin del verano se va convirtiendo poco a poco en ganas de que llegue el largo invierno para dejar atrás los cambios bruscos de temperatura. Aprovechemos esta época para hacer grandes cambios!!

Mientras tanto, y después de darle mil vueltas a mis primeras compras del otoño, os dejo mi selección de calzado imprescindible para sobrevivir al entretiempo y que os resolverán vuestros looks con el mínimo esfuerzo!!

Unas zapatillas

Cualquier look puede ir acompañado de unas zapatillas de deporte, es más, aquel que nos parece demasiado arreglado podrá convertirse en casual y cool gracias a unas!
  

Adidas Gazelle, Adidas Stan Smith, Pompeii Brand, Eytys, Fred Perry, Esplar



Unas bailarinas

Cómplices indiscutibles en cualquier ocasión y que a la vez sacan de cualquier apuro. Un básico en el que invertir!!
  
Zara, Pretty Ballerinas, Massimo Dutti, Massimo Dutti



Mocasines u Oxford de entretiempo

Complemento perfecto de pantalones capri, vestidos desenfadados y aliados infalibles en los looks de oficina.
  
Castellano, Castellano, Hakei, Eseoese, Zara, Zara



Botines

Perfectos para esta época del año. Hay que aprovechar los pocos días que nos quedan sin carreras en las odiosas medias!
  
Hakei, Hakei, Hakei, Zara, las botas de Pull&Bear



Tacón

No nos podemos olvidar de las cenas eternas en terrazas, de las últimas fiestas sin necesidad de guardarropa, de las primeras citas y los aniversarios propios de este mes de septiembre. Amor a primera vista los rojos de Gloria Ortiz!
  
Gloria Ortiz, Gloria Ortiz, Adolfo Domínguez, Gloria Ortiz, Zara, Massimo Dutti



Que tengáis una dulce entrada en el otoño!

M

Las zonas olvidadas del verano

Cuando llega el verano tomamos el sol, nos bañamos en el mar, y todos tenemos claro que hay que protegerse del sol y luego hidratar la piel para que se calme. Pero a mucha gente se le suelen olvidar ciertos cuidados que son igual de importantes que lo anterior.

  
En primer lugar tenemos los pies. ¿A quién no le ha ocurrido alguna vez eso de “olvidarse” de echarles crema en la playa y a las dos horas tenerlos como tomates? Los pies sufren mucho en verano, bien por el calor que sufren cuando llevamos calzado cerrado, bien por los agentes a los que se exponen cuando llevamos sandalias. Suciedad de la contaminación, sequedad, ampollas…

No sólo hay que protegerlos del sol, cuando nos duchamos o dormimos hay que ayudarles a regenerarse. Para eso yo utilizo la crema para pies de Neutrógena, un verdadero milagro.

  
Otros grandes olvidados son los labios, tanto en hombres como mujeres. La piel es tan sensible como la de los párpados, y se queman con facilidad. Deberíamos utilizar siempre bálsamos hidratantes o barras de cacao con protector solar. Yo utilizo las de Isdin, porque la hidratación me dura horas sin alterarse.

  
Para finalizar, tenemos el pelo. Para nuestro cabellos, tanto el sol como el agua de mar son agentes muy perjucidiales, favoreciendo el encrespamiento, la rotura y lo más importante: la sequedad en las puntas (incluso si se tiene el pelo graso)

En verano deberíamos tener especial cuidado con la hidratación desde la raíz a las puntas, existiendo incluso muchos productos con factor de protección solar.  Como ya os comenté anteriormente, utilizo el aceite Salon Hits con el pelo húmedo, y evito por todos los medios usar lacas y fijadores que sólo consiguen resecar más todavia las puntas.

  
Con todos estos sencillos pasos, muchas partes de nuestro cuerpo lucirán mejor, y estarán mucho más sanas.
¡Felices días de sol!
A.

CLÁSICA BLANCA

   

 

Hay cosas –suelen ser las que realmente importan– que solo aprendes a valorar con el tiempo, cuando la madurez hace su aterrizaje silencioso y tu actitud se relaja. Ocurre con el vino, con el jazz y ocurre con la camisa blanca. A los 15 años resulta la prenda menos femenina del mundo y a los 20 simplemente es aburrida, el adjetivo más tenebroso que pueda existir en ese momento de la vida. Pero cuando estás al borde de la treintena empiezas a descubrir lo cómodo que resulta sentir el tacto del algodón, aprendes que el blanco es el mejor color del mundo –con permiso del negro– y, sobre todo, entiendes que hay pocas cosas más sexies que una camisa despreocupadamente desabrochada.


   

  

 

Y eso es precisamente lo que la diferencia de otras prendas que ocupan eso que llaman el fondo de armario, como los vaqueros o el LBD: la camisa blanca llega más tarde, de manera tranquila, como consciente de que llegará su momento. 

Hace poco leí este artículo de Cecilia Casero para Vogue y me pareció una descripción de lo más apropiada. Lo cierto es que este post huele a autoconvencimiento. Esta mañana, como todas, no tenía que ponerme. En esta ciudad es complicado amanecer con el mismo cielo que anochece, así que decidí recurrir al clásico de cualquier estilista de “una camisa blanca y unos vaqueros”. Y es que me he visto mayor, me ha dado la sensación de que podrían confundirme con cualquiera de las madres del colegio por el que paso de camino a la clínica. Me encantan. Me encanta verlas, me enamoro de ellas en las perchas y todas me parecen diferentes. Tengo muchas, pero ninguna me hace sentir completamente cómoda. Como prenda, elegante, versátil, pero yo aún no he encontrado el toque de feminidad por el día para mí. 


   

  

  

  

 

Sin embargo de noche las adoro, y más si escapan un poco del modelo clásico!! Parece que subida a unos tacones hasta esto se ve diferente!! Con unos shorts vaqueros y unas sandalias originales, un pitillo negro y unos salones o unas bermudas fluidas… Se presta a todo!!


   

  

  

 


¿Y a vosotras? ¿Os gustan?

M
  

  

Salon Hits

Hoy quiero hablaros de una gama de productos que llevan 3 años salvando mi pelo. Mantenerlo largo como hacía yo hasta hace unos meses es muy complicado, pero gracias a estos productos pude conseguirlo de una manera muy sencilla.
  
Primero descubrí el spray 11 Benefits, gracias a la web Bopki, en la que fui seleccionada para probar el producto. Se trata de un líquido polivalente, super hidratante y protector térmico para plancha y secador.

  
Lo que más me gustó en un principio fue el olor. En este sentido, me recuerda a los productos Aussie, pero sin duda los resultados (al menos para mí) son infinitamente mejores. Se aplica con el pelo húmedo antes del secador, y queda muy suave.

  
Pero lo que realmente me conquistó fue el aceite Oro Líquido. Con un olor dulce y muy agradable, es un verdadero milagro para las puntas. No se me abren desde que lo uso y no engrasa el pelo, dato a tener en cuenta en una persona con el pelo graso como yo.  Se puede usar con el pelo húmedo, y también una gotita para dar el toque final con el pelo ya listo. Queda muy suave y no se encrespa con la humedad.

  
A pesar de llevar el pelo mucho más corto ahora, sigo usando estos productos, a los que he añadido el champú y acondicionador Oro Líquido, que huelen igual de bien, y me permiten seguir cuidandome el pelo para evitar tener que cortarlo muy a menudo.
Podéis encontrarlos en todo tipo de establecimientos a un precio muy asequible.
¡Merece la pena! 

Piel de verano

Llega la primavera, y aunque es muy probable que todavía quede frío y lluvia, no vienen nada mal estos días pasados de sol y calor para darnos cuenta de que hay que empezar a prepararse para el verano.

A la piel le cuesta adaptarse a los cambios, y el sol es un agente saludable pero muy peligroso, y no solo por las quemaduras, que es lo más evidente, sino que puede causar graves daños a largo plazo, como envejecimiento prematuro, manchas e incluso cáncer de piel.

Para disfrutar del sol y lucir una piel estupenda de forma sana, yo sigo los siguientes pasos:

1.- REVISIÓN DE LUNARES Y MANCHAS

Imprescindible pasarnos por la farmacia o el médico y que nos echen un vistazo. Más vale prevenir que curar.

2.- CUIDAR LA ALIMENTACIÓN

La piel se cuida desde dentro. Estamos acostumbrados a que nos digan que una parte fundamental de la hidratación cutánea se lleva a cabo desde dentro (los famosos 2 litros de agua al dia), pero en esta época del año deberíamos aumentar la ingesta de ciertas hortalizas y verduras con alto índice de betacaroneno, que estimula la producción de melanina, por lo tanto el bronceado será más rápido, saludable y duradero. Mis favoritos son el tomate y la zanahoria.

3.- EXFOLIACIÓN

Antes de tomar el sol, y durante el período de verano, deberíamos exfoliarnos bien la piel para eliminar las células muertas. Hay muchos métodos, como cremas o sales, pero yo prefiero usar un gel con gránulos y un guante de crin natural. (Cuidado con los guantes de mala calidad, pueden ser muy perjudiciales)

  

4.- PROTECCIÓN

Este paso creo que no hace falta ni explicarl. Todos sabemos que hay que protegerse, así que no os voy a contar el tostón que escucharéis en todos los informativos a partir del mes que viene y os cuento como me protejo yo.

Hace un par de años decidí dejar de tomar el sol en la cara. Es un paso un poco drástico, y siempre se cuela algún rayito, pero creo que le hago un favor a mi piel a largo plazo. Cuando estoy en la playa, utilizo bb cream con factor 50, que me aporta color y así no parezco una máscara, además de sombrero. Y para el resto del día, la diferencia de color la soluciono con polvos de sol.

Soy muy blanca, y tengo el pelo y los ojos claros, por lo que soy una gran candidata a tener arrugas, manchas y quemaduras, por lo que creo que si me cuido con respecto al sol ahora que tengo la piel joven no me arrepentiré.

Para el cuerpo, mi crema favorita es Hawaiian Tropic. El olor es fantástico y yo utilizo factor 20.  A pesar de ser muy blanca, me pongo bastante morena con facilidad, incluso con este factor de protección.

5.- REHIDRATAR

Después de la playa, siempre bebo mucha agua y me pongo aftersun. La piel lo agradece, y con este chute de hidratación y calma, también ayudamos a crear un tono mucho más bonito y menos rojizo.

En otra ocasión os hablaré de los productos que utilizo en esta época para que parezca que acabo de llegar del caribe 😉

Un abrazo!

A.

Menos es más

Por fin estamos de vuelta. Las dos hemos tenido muchos compromisos profesionales que nos han ocupado más tiempo del esperado y a los que ha tocado adaptarse. Yo acabo de cumplir 25 y he prometido tener tiempo para todo.

Precisamente por mi cumple, mi madre, que casi siempre acierta, y digo casi porque si lee esto dirá que nunca lo hace, me ha regalado unos miniaros de oro para mis orejas. Llevo desde pequeña las muñecas pobladas de pulseras de cuero o hilo que encuentro por los puestos hippies más apetecibles, pero a la hora de elegir pendientes soy bastante sibarita. Tengo las orejas muy sensibles y me resulta complicado sentirme cómoda con unos (a no ser que sean de fantasía para momentos puntuales). Siempre he sido de perlas y durante años no me las he quitado, pero hace un par de años por mi graduación mis abuelos me sorprendieron con unos brillantes preciosos, que hasta la llegada de los nuevos aros no me había quitado. Podéis encontrar unos parecidos en Tous o en Suárez.

   


  

   

 

Últimamente tampoco me separo de unas cadenitas de plata bañadas en oro con las que me hice hace unos meses. Me encantan! Yo en mi trabajo no puedo presumir con el uniforme, entonces combinar joyitas hace que no me vea todos los días igual. La de la cruz es de Aristocrazy y la estrellita de Oui Petit, la compré en un showroom que hubo hace unas semanas en Coruña.

  

Aquí os dejo unas cuantas de las que más me gustan. Estas son de Oui Petit.
 

 
 
Las dos primeras de este segundo grupo son de María Pascual (siento una debilidad especial por el color turquesa en las joyas y además, soy una enamorada de los elefantes). Las de la derecha son de PdPaola Jewelry, menos el corazón que es de Aristocrazy. Y para las que queráis invertir un poquito más y que no se os deterioren con el agua, la de la estrellita es de oro, de Tous.
Como ya os he dicho, suelo ser más de pulseras de cuero o incluso de fantasía en ocasiones especiales, pero aquí os dejo unas monísimas que tienen estas firmas. Todas son de Oui Petit, las más finitas de PdPaola Jewelry y la que lleva turquesa, de Aristocrazy.

 

Me declaro una enamorada de los anillos, pero por mi profesión me resulta bastante incómodo llevarlos a diario, demasiados cambios de guantes al día!! Hace poco descubrí uno en el joyero de mi abuela que me encantó, parece como si dos hilos de hojalata fueran enrollándose entre sí. He encontrado uno parecido en Oui Petit. Os dejo los que más me han gustado también de Aristocrazy, Pd Paola y María Pascual.
  

 

 
 
Otro día hablaremos de joyitas maxi y de bisutería despampanante, que también me chifla!!

 Feliz fin de semana!!
M

Uñas de gel en casa

¡Hola!

Hoy, y tras varios días intentando publicar (cada vez que escribíamos algo, desaparecía…), os traigo uno de mis últimos descubrimientos: las uñas de gel profesionales en casa.

No os asustéis con las uñas de gel, no hace falta ponerles extensiones, ni brillantitos y nada por el estilo. Yo las llevo igual que siempre, pero ahora brillan y duran mucho más.

Para hacerlas necesitamos:

1) Lámpara LED

2) Primer limpiador 2 en 1

3) Gel transparente o de color

Por supuesto que hay mil cosas más, pero esto es lo básico. Yo también utilizo aceite para las cutículas y un stick corrector, porque con la mano izquierda soy bastante inútil y me suelo salir ;(

El proceso es muy sencillo:

1) Primero limpiamos las uñas con el primer y la esponjita

2) Aplicamos la primera capa de gel y secamos con la lámpara LED

3) Limpiamos otra vez con el primer para eliminar restos pegajosos

4) Ponemos el esmalte que más nos guste y secamos AL AIRE

5) Aplicamos la última capa de gel (gel-secar-limpiar)

¡Y ya tenemos nuestras uñas profesionales perfectas!

 

Yo utilizo los productos de Essence, que son muy económicos y funcionan bien. La lámpara es de Essence también, y tras probar la lámpara profesional (que mi madre utiliza en su casa), os puedo decir que el resultado es el mismo.

Espero que lo probéis y os guste.

¡Un abrazo!

A.