Salud

Las zonas olvidadas del verano

Cuando llega el verano tomamos el sol, nos bañamos en el mar, y todos tenemos claro que hay que protegerse del sol y luego hidratar la piel para que se calme. Pero a mucha gente se le suelen olvidar ciertos cuidados que son igual de importantes que lo anterior.

  
En primer lugar tenemos los pies. ¿A quién no le ha ocurrido alguna vez eso de “olvidarse” de echarles crema en la playa y a las dos horas tenerlos como tomates? Los pies sufren mucho en verano, bien por el calor que sufren cuando llevamos calzado cerrado, bien por los agentes a los que se exponen cuando llevamos sandalias. Suciedad de la contaminación, sequedad, ampollas…

No sólo hay que protegerlos del sol, cuando nos duchamos o dormimos hay que ayudarles a regenerarse. Para eso yo utilizo la crema para pies de Neutrógena, un verdadero milagro.

  
Otros grandes olvidados son los labios, tanto en hombres como mujeres. La piel es tan sensible como la de los párpados, y se queman con facilidad. Deberíamos utilizar siempre bálsamos hidratantes o barras de cacao con protector solar. Yo utilizo las de Isdin, porque la hidratación me dura horas sin alterarse.

  
Para finalizar, tenemos el pelo. Para nuestro cabellos, tanto el sol como el agua de mar son agentes muy perjucidiales, favoreciendo el encrespamiento, la rotura y lo más importante: la sequedad en las puntas (incluso si se tiene el pelo graso)

En verano deberíamos tener especial cuidado con la hidratación desde la raíz a las puntas, existiendo incluso muchos productos con factor de protección solar.  Como ya os comenté anteriormente, utilizo el aceite Salon Hits con el pelo húmedo, y evito por todos los medios usar lacas y fijadores que sólo consiguen resecar más todavia las puntas.

  
Con todos estos sencillos pasos, muchas partes de nuestro cuerpo lucirán mejor, y estarán mucho más sanas.
¡Felices días de sol!
A.

Piel de verano

Llega la primavera, y aunque es muy probable que todavía quede frío y lluvia, no vienen nada mal estos días pasados de sol y calor para darnos cuenta de que hay que empezar a prepararse para el verano.

A la piel le cuesta adaptarse a los cambios, y el sol es un agente saludable pero muy peligroso, y no solo por las quemaduras, que es lo más evidente, sino que puede causar graves daños a largo plazo, como envejecimiento prematuro, manchas e incluso cáncer de piel.

Para disfrutar del sol y lucir una piel estupenda de forma sana, yo sigo los siguientes pasos:

1.- REVISIÓN DE LUNARES Y MANCHAS

Imprescindible pasarnos por la farmacia o el médico y que nos echen un vistazo. Más vale prevenir que curar.

2.- CUIDAR LA ALIMENTACIÓN

La piel se cuida desde dentro. Estamos acostumbrados a que nos digan que una parte fundamental de la hidratación cutánea se lleva a cabo desde dentro (los famosos 2 litros de agua al dia), pero en esta época del año deberíamos aumentar la ingesta de ciertas hortalizas y verduras con alto índice de betacaroneno, que estimula la producción de melanina, por lo tanto el bronceado será más rápido, saludable y duradero. Mis favoritos son el tomate y la zanahoria.

3.- EXFOLIACIÓN

Antes de tomar el sol, y durante el período de verano, deberíamos exfoliarnos bien la piel para eliminar las células muertas. Hay muchos métodos, como cremas o sales, pero yo prefiero usar un gel con gránulos y un guante de crin natural. (Cuidado con los guantes de mala calidad, pueden ser muy perjudiciales)

  

4.- PROTECCIÓN

Este paso creo que no hace falta ni explicarl. Todos sabemos que hay que protegerse, así que no os voy a contar el tostón que escucharéis en todos los informativos a partir del mes que viene y os cuento como me protejo yo.

Hace un par de años decidí dejar de tomar el sol en la cara. Es un paso un poco drástico, y siempre se cuela algún rayito, pero creo que le hago un favor a mi piel a largo plazo. Cuando estoy en la playa, utilizo bb cream con factor 50, que me aporta color y así no parezco una máscara, además de sombrero. Y para el resto del día, la diferencia de color la soluciono con polvos de sol.

Soy muy blanca, y tengo el pelo y los ojos claros, por lo que soy una gran candidata a tener arrugas, manchas y quemaduras, por lo que creo que si me cuido con respecto al sol ahora que tengo la piel joven no me arrepentiré.

Para el cuerpo, mi crema favorita es Hawaiian Tropic. El olor es fantástico y yo utilizo factor 20.  A pesar de ser muy blanca, me pongo bastante morena con facilidad, incluso con este factor de protección.

5.- REHIDRATAR

Después de la playa, siempre bebo mucha agua y me pongo aftersun. La piel lo agradece, y con este chute de hidratación y calma, también ayudamos a crear un tono mucho más bonito y menos rojizo.

En otra ocasión os hablaré de los productos que utilizo en esta época para que parezca que acabo de llegar del caribe 😉

Un abrazo!

A.

Zumo verde detox

Hola!

Antes de nada me gustaría comentar que estamos teniendo algunos problemas con la actualización del blog, pero este fin de semana lo solucionaremos sin falta, y a partir de la semana que viene publicaremos mucho más a menudo.

Hoy os traigo la receta de la estrella de mi dieta. Hace ya unos meses que decidí llevar a cabo un cambio en mi vida, y comenzar a comer mucho más sano , y este es uno de los elementos fundamentales para mí: el archiconocido zumo verde.

IMG_0101

Son muchas las famosas que se han unido a esta nueva moda, pero no es ninguna tontería. Hay cientos de recetas, y con la mía yo noto cambios significantes. Además de saciar y aportar nutrientes, mejora la piel y el pelo (yo en la piel lo noto un montón), y es una forma muy práctica de consumir vegetales.

IMG_0094

Mi receta lleva lechuga, apio, pepino, manzana (a mi me gustan las golden), zumo de limón, y a veces añado espinacas y zanahoria. Suena asqueroso pero os prometo que está bueno.

Yo prefiero hacerlo con un vaso americano, porque conserva la fibra al contrario que las licuadoras, y la fibra es fundamental para cualquier letra. Lo que hago para que quede más liquido es añadir agua antes de batir, más o menos que cubra los ingredientes.

IMG_0095

Os recomiendo tomarlo a media mañana o para merendar, tres días a la semana, y sin mezclar con otras comidas, para que el cuerpo asimile bien los nutrientes.

IMG_0099

Ya de paso os animo a seguir una dieta equilibrada y a hacer mucho deporte, porque merece la pena verse bien. ¡Yo acabo de perder 9 kilos y me siento fenomenal!

Buen fin de semana y pronto publicaremos más recetas saludables!