Uncategorized

SUNGLASSES

Más que el aspecto estético, la importancia de las gafas de sol radica en su protección frente a los rayos ultravioleta que dañan nuestras estructuras oculares: la córnea, el cristalino o la retina pueden ser los peor perjudicados con queratitis, cataratas o degeneración de la córnea en un futuro. Es además, importante usarlas todo el año porque aunque menor, en invierno esa radiación ultravioleta mantiene la actividad.

Una gafa de sol ideal debe tener filtros de protección (nivel 4 y con espejo en casos de deportes acuáticos o de nieve), oscuridad media, protección frontal y además lateral. Cobra especial relevancia que no sean de plástico, porque las “gafas malas” filtran la luz visible pero no la ultravioleta, producen por tanto una dilatación de la pupila y de ahí que entre mayor radiación, llegando a provocar lesiones que puedan dar la cara en un futuro y de manera irreversible. De todo esto, podemos deducir lo que ya nos vienen avisando desde hace tiempo y no es más que es mejor no llevar nada que llevar unas gafas de sol malas.

Aún con estos datos científicos de por medio, destacando el aspecto práctico, casi todas caemos rendidas a este accesorio!

En este post os enseño algunos de mis modelos favoritos. Como ya sabéis, mi gusto suele ser bastante clásico, de hecho cuando le he enseñado la selección a mi madre me ha dicho “Marta, son todas iguales”, pero reconozco que las gafas de sol me chiflan y probaría con todas!
  

 

Hace un par de veranos los cristales polarizados nos conquistaron, de hecho parecía que llovían Knockaround del cielo, yo reconozco que me encanta verlas pero no me veo con ellas! Efectivamente dos años atrás me enamoré de estas Carrera pero luego no me acabaron de convencer, aún así esta temporada Massimo Dutti nos presenta estas en naranja que dentro de lo clásico tienen un toque moderno. Las de Uterqüe de cristal amarillo verdoso están diseñadas para las atrevidas, son una monada!
  

Ya en el periodo estival de 2014 fueron un boom las monturas de madera, pero aún así prometen conquistarnos este verano! Este modelo de Parafina que vi en en un showroom hace unos meses en Coruña me encantó, por no hablar del modelo Clubmaster de Ray-ban con el clásico carey convertido a madera… preciosas! Las primeras son de Glasswood, una firma relativamente joven que tiene su taller en tierras gallegas y de donde proceden la mayoría de sus materias primas.
  

Había oído hablar de ellas y había visitado la página, pero hasta que las vi en una tienda y nos presentaron no caí rendida a sus pies. Hace un par de semanas me di un capricho (realmente me lo dio mi abuela) con estas gafas de Mr Boho (las primeras de la foto). Había mogollón y no era capaz de decidirme por unas, así que al final me quedé con las primeras que me probé y a las que fueron directamente mis ojos. Son asequibles y además hay mogollón de modelos y monturas diferentes.
  

Refinadas y distinguidas miren por donde se miren e inspiradas en los años 50, son la última tendencia. Seguro que tenéis algunas por casa y si no siempre podéis visitar el armario de vuestras abuelas (la de cosas geniales que se encuentran)!!
  

¿Y qué sería de nosotros sin el clásico carey? El año pasado me compré el modelo Erika de Ray-Ban (las primeras de esta foto) y creo que nunca he llevado unas gafas tan ligeras, ni te enteras de que las llevas puestas! Sin embargo el modelo Round Fleck (las segundas) promete ser digna heredera de las Clubmaster clásicas (con estas llevo 7 años y siguen sin cansarme).

 

Por último os dejo con una marca que he descubierto recientemente. Me han encantado todas y no podía decantarme por ninguna.
  

Espero que os gusten!

M

Anuncios

Sonríe en 2015

“Al final lo que importa no son los años de la vida, sino la vida de los años”
Abraham Lincoln

2015/01/img_0420.jpg

¡Feliz Año Nuevo! Seguro que muchos de vosotros habéis hecho una lista de buenos propósitos, o simplemente pretendéis cumplir los que habíais pensado para 2014, yo por mi parte me conformo con empezar a hacer deporte de verdad, incluir la lechuga en mi dieta, desmaquillarme todas las noches y cuidar mi piel y mi pelo como se merecen.

Uno de los objetivos que me gustaría que estuviese al menos entre los de mis pacientes es la higiene bucodental diaria. Es mucho más importante de lo que pensamos y, aunque los odontólogos comemos gracias a muelas que se rompen, encías que sangran o infecciones de dientes, no hay mayor satisfacción que una revisión en la que se encuentra una boca sana. La sonrisa y los dientes forman parte de nuestra carta de presentación y los tres cepillados diarios son fundamentales para que sea óptima.

En este post os voy a hablar de los que para mí, son los productos que mejor funcionan y de la importancia de que un dentífrico o un cepillo sean de buena calidad. ¡¡Mis pacientes me lo preguntan a diario!!

La pasta que yo utilizo es la Lacer. Lleva flúor, lo que favorece la remineralización del esmalte y evita la desmineralización, de tal manera que tiene un efecto anticaries. Además es antiplaca y ejerce protección sobre las encías. Es de las más adecuadas para el cuidado diario.

2015/01/img_0397.jpg

¿A cuántos de vosotros os sangran las encías? El hecho de que una encía esté inflamada o enrojecida, o que sangre con facilidad es un claro símbolo de que debemos cepillarnos mejor ya que por lo general está debido a un gran acúmulo de placa. Lo ideal en estos casos es acudir a una clínica para una exhaustiva limpieza y comenzar a utilizar una pasta adecuada. A mí la que más me gusta es la Vitis Encías. Está formulada para la prevención y tratamiento de las encías, para mantenerlas en buen estado. Se indica en caso de inflamación, enrojecimiento y sangrado, embarazadas, diabéticos e inmunodeprimidos. ¡Es fantástica, funciona!

2015/01/img_0421.jpg

Otro de los problemas que más se encuentran en la consulta es la sensibilidad dental. Puede estar causada por el excesivo consumo de bebidas acidogénicas, el uso indiscriminado de productos de blanqueamiento dental o por un cepillado muy abrasivo. En estos casos lo óptimo es utilizar un dentífrico que repare y proteja el esmalte eliminando la sensación dolorosa. El que recomiendo es Desensin, de la misma casa que el anterior, Dentaid. También existe un gel desensibilizante de la misma gama que se aplica de forma tópica sobre la zona afectada. Los resultados empiezan a notarse a los quince días de uso, pero realmente merece la pena!!

2015/01/img_0424.jpg

2015/01/img_0425.jpg

Por último, a todos aquellos blancoréxicos, les recomiendo antes de nada que no se realicen ningún blanqueamiento dental si no es bajo la supervisión de un odontólogo. Como en todo, ¡al final lo barato siempre sale caro! En caso de que os hayáis realizado uno recientemente, o de que seáis fumadores o grandes consumidores de café o té, existen pastas que aunque llamadas blanqueantes, realmente no hacen otra cosa que intentar mantener el color de nuestros dientes y que no oscurezcan. Una de las que mejor funcionan también es de Vitis, y tiene actividad fundamentalmente antimanchas y antisarro.

2015/01/img_0426.jpg

Más adelante hablaremos de técnicas de higiene complementarias al cepillado: la seda dental, los cepillos interproximales, los irrigadores… Pero ya es suficiente información por hoy!!

¿Qué os habéis propuesto para 2015?
¡Muy feliz año nuevo!
M

2015/01/img_0428.jpg