playa

Las zonas olvidadas del verano

Cuando llega el verano tomamos el sol, nos bañamos en el mar, y todos tenemos claro que hay que protegerse del sol y luego hidratar la piel para que se calme. Pero a mucha gente se le suelen olvidar ciertos cuidados que son igual de importantes que lo anterior.

  
En primer lugar tenemos los pies. ¿A quién no le ha ocurrido alguna vez eso de “olvidarse” de echarles crema en la playa y a las dos horas tenerlos como tomates? Los pies sufren mucho en verano, bien por el calor que sufren cuando llevamos calzado cerrado, bien por los agentes a los que se exponen cuando llevamos sandalias. Suciedad de la contaminación, sequedad, ampollas…

No sólo hay que protegerlos del sol, cuando nos duchamos o dormimos hay que ayudarles a regenerarse. Para eso yo utilizo la crema para pies de Neutrógena, un verdadero milagro.

  
Otros grandes olvidados son los labios, tanto en hombres como mujeres. La piel es tan sensible como la de los párpados, y se queman con facilidad. Deberíamos utilizar siempre bálsamos hidratantes o barras de cacao con protector solar. Yo utilizo las de Isdin, porque la hidratación me dura horas sin alterarse.

  
Para finalizar, tenemos el pelo. Para nuestro cabellos, tanto el sol como el agua de mar son agentes muy perjucidiales, favoreciendo el encrespamiento, la rotura y lo más importante: la sequedad en las puntas (incluso si se tiene el pelo graso)

En verano deberíamos tener especial cuidado con la hidratación desde la raíz a las puntas, existiendo incluso muchos productos con factor de protección solar.  Como ya os comenté anteriormente, utilizo el aceite Salon Hits con el pelo húmedo, y evito por todos los medios usar lacas y fijadores que sólo consiguen resecar más todavia las puntas.

  
Con todos estos sencillos pasos, muchas partes de nuestro cuerpo lucirán mejor, y estarán mucho más sanas.
¡Felices días de sol!
A.